14 sept. 2012

MARCHA A MADRID


La situación económica y social en nuestro país empeora por momentos. Las autoridades políticas y financieras de la Unión Europea, con Merkel y Draghi al frente, han colocado una soga al cuello de España.
Y el Gobierno de Rajoy lo lleva al límite, hasta hundirnos aún más en la recesión y acabar con el Estado
social y el derecho laboral que habíamos construido en los últimos años.
Amplios sectores de la ciudadanía, no sólo los sindicatos, empiezan a estar hartos de tanta tropelía.
Nunca un Gobierno de la democracia transmitió tanta sensación de insolvencia, conducta errática y nula
credibilidad como el de Mariano Rajoy. El presidente se esconde, la mayoría de los ministros da palos
de ciego y algunos de ellos, con sus comentarios, precipitan su programa contra el Estado y los servicios
públicos en la misma medida que se acrecienta su impopularidad.
El Partido Popular ganó las elecciones con un programa y gobierna con otro. El Gobierno de Rajoy
gobierna, por tanto, en descarado fraude democrático y su legitimidad empieza a resquebrajarse. Nadie
puede gobernar impunemente contra los intereses de la inmensa mayoría de la sociedad, sin perder
buena parte de los apoyos que le llevaron  al triunfo en las elecciones generales.

ACABAN CON TODO


Desde que el pasado 21 de diciembre de 2011, Mariano Rajoy formara gobierno, el Ejecutivo:
• Ha demolido toda la arquitectura del derecho laboral que surgió de la transición democrática.
• Hace la vida más difícil a las personas en paro.
• Empobrece la vida de la inmensa mayoría de las personas asalariadas y pensionistas.
• Se muestra hostil con la inmigración.
• Niega el presente y el futuro a los jóvenes.
• Ningunea la investigación y la ciencia.
• Abandona a las personas dependientes y a quienes les atienden.
• Arrincona la cultura.
• Deteriora los servicios públicos, la educación, la sanidad.
• Exhibe una voluntad enfermiza de perseguir a los sindicatos y colectivos de representación ciudadana.
• Se obsesiona con el déficit y olvida la inversión pública, la actividad económica y el empleo.
• Se desentiende de la actividad económica e impone una política fiscal injusta que ha abocado al cierre
de miles de Pequeñas y Medianas Empresas.
• Camina inexorablemente hacia los 6 millones de personas en paro a finales de 2012.

Y ENTONCES ¿QUIÉN SE LIBRA DE TANTO ATROPELLO?

La gran empresa, las rentas más altas, los sectores especulativos del sistema financiero.

TODO ELLO A CAMBIO DE NADA

No logra la confianza de los mercados financieros y dirigentes de la UE. Solo recibe humillación y desprecio.

ASÍ  NO SE PUEDE SEGUIR



Crece el descontento social. Millones de personas inundaron las calles de más de 80 ciudades españolas,
el 19 de julio, rechazando los recortes sociales y laborales. El 25 de julio se celebró la Cumbre Social para
constituir una unidad de acción de sindicatos, organizaciones, asociaciones y colectivos de perfil diverso
en defensa de los derechos y del modelo de país que este gobierno está haciendo añicos. Además
de las movilizaciones sectoriales, como las que acuerde la Plataforma Sindical de los Empleadas y
Empleados Públicos, durante los viernes de agosto, coincidiendo con los Consejos de Ministros, tendrán
lugar concentraciones ante las sedes de las Delegaciones o Subdelegaciones de Gobierno en todas las
capitales de provincia. En septiembre las movilizaciones recuperarán masividad y fuerza, y el 15 de este
mismo mes, una MARCHA A MADRID desde todos los rincones del país, llevará a la capital a centenares
de miles de personas en un gran acto que nadie, ni siquiera el Gobierno podrá ignorar.
Emplazamos al Gobierno a que convoque un REFERÉNDUM y someta sus recortes a la opinión de la
ciudadanía. Si el Ejecutivo no lo hace, seremos las organizaciones participantes en la Cumbre Social
las que organicemos y convoquemos una consulta popular. Su resultado determinará la posición a
tomar, y si finalmente el Gobierno sigue dando la espalda a la ciudadanía, habrá llegado el momento de
una gran acción general y de nuevas elecciones generales.


0 comentarios:

Publicar un comentario