10 sept. 2012

Comunicado de ATTAC-Alacant sobre la Cumbre Social


El aluvión y proliferación de medidas, mal llamadas, “de austeridad” al que asistimos desde principios de año, en lo que se ha dado en denominar los “viernes negros”, concretadas en el recorte feroz de derechos a la ciudadanía en pro de garantizar el cumplimiento del Pacto de Estabilidad de la UE, supone la aplicación efectiva, por parte del gobierno del PP, de las políticas neoliberales impuestas por el BCE, la Comisión Europea y el FMI (lo que damos en llamar la TROIKA).
Estas medidas no pueden interpretarse más que en clave de agresión, no sólo a los derechos laborales alcanzados, con no pocos esfuerzos, por parte de la clase trabajadora a lo largo de los últimos treinta años, sino a la ciudadanía en su conjunto, que está siendo abocada a la pobreza, en un país que forma parte de la Europa de los 15, grupo privilegiado, supuestamente de las primeras economías del mundo. Esto, lejos de ser una paradoja, es la lógica de un sistema que protege únicamente a los grandes capitales financieros, concentrados en pocas manos, a costa y sobre las espaldas del resto de la población, la cual, a través de los movimientos sociales, ha reaccionado con su presencia activa en las calles, para manifestar su rechazo a lo injusto e inmoral de la aplicación de dichas políticas.

Entendemos que ahora se abre un nuevo proceso, para aunar esfuerzos y aglutinar al conjunto de fuerzas sociales más amplio posible en una convocatoria de movilización unitaria, por lo que ATTAC (a todos sus niveles) va a participar en la Cumbre Social y en la Movilización del 15 de septiembre en Madrid.

Conscientes de que el 15 de septiembre no debe tener un objetivo finalista, sino que debe ser una acción más en un proceso de convergencia de los movimientos sociales, hacia la creación de un gran frente común de enfrentamiento a las políticas neoliberales del sistema capitalista, es necesario promover un proceso basado en consensos que establezcan una hoja de ruta a largo plazo.
Esto significa asumir que nuestra participación en la iniciativa de la Cumbre Social sólo puede darse desde una postura crítica. Por un lado, con un rol activo en la construcción de las bases políticas de ese frente, a partir del análisis que ATTAC hace de las causas reales de la actual crisis, si es que realmente queremos ir hacia un cambio de sistema y no hacia reformas coyunturales. Y por otro, con nuestra concienzuda labor de intentar amalgamar la diversidad de posturas e intereses presentes en los/as firmantes de la Cumbre Social, sumando fuerzas alrededor de acuerdos tácticos mínimos, que tengan capacidad de influir y guiar el proceso de cambio estratégico a medio y largo plazo.

ATTAC va a asistir y participar activamente en la Cumbre Social, pero esta participación no implica la adhesión incondicional a todos los pasos de un proceso todavía incierto y por definir en gran parte, ni a todas las declaraciones y manifestaciones emitidas por la Cumbre Social. En el momento actual, de intenso y rico debate interno de la base social de ATTAC, participaremos en el proceso, haciendo propuestas de forma activa y con un análisis crítico constructivista de fondo, en la línea de nuestros postulados, y en la medida que sean tenidos en consideración los puntos formulados al final de este documento, consensuados a nivel estatal y País Valencià por ATTAC, para lograr un acuerdo de mínimos.

Desde ATTAC-Alacant, Colectivo al que (en los últimos 9 meses), muchas organizaciones, sindicatos, partidos de la izquierda plural, y movimientos sociales, habéis solicitado colaboración, formación, o simplemente nuestro apoyo para diferentes actos y reivindicaciones; y como integrantes de una de las organizaciones sociales reconocidas en la predicción y el análisis de las causas de la crisis, mucho antes de que fuera visible; creemos y consideramos que podemos aportar puntos clave a tener en cuenta, para lograr dicho consenso de mínimos. Estos son:

• ATTAC participa en la Cumbre Social como una oportunidad para crear un frente amplio ante las políticas neoliberales.

• ATTAC pide que la Cumbre Social lance una campaña de movilización social permanente en contra de las políticas (mal llamadas) "de austeridad". Pedimos que se convoquen ya, en el marco de esta movilización, una serie de huelgas generales y/o sectoriales en el mundo del trabajo, ciudadanas y de consumo, y que visibilice la mayoritaria oposición social a los "planes de austeridad".

• ATTAC pide que, esta movilización social permanente, tenga un verdadero espíritu unitario, y que no se escatimen esfuerzos para que todos los colectivos sociales afectados por los recortes y contrarios a los "planes de austeridad" participen en condiciones de absoluta paridad en la organización de sus acciones.

• ATTAC solicita hacer un mayor hincapié en involucrar activamente a sectores movilizados de la sociedad civil, como las asambleas populares y el movimiento 15-M. ATTAC pide que se redoblen los esfuerzos para conseguir una verdadera unidad de acción entre todos los sectores de movimiento sindical. ATTAC ofrece su contribución para que esta movilización unitaria se lleve a cabo.

• ATTAC cree que la petición de un Referéndum propuesta por los convocantes de la Cumbre, podría ser uno de los objetivos de esta campaña de movilización. Pero advierte, contra la tentación que sea el único objetivo, de la enorme dificultad de su puesta en práctica y la indeterminación de la propuesta. No cree oportuno que, al no convocarse un Referéndum Institucional, se deba organizar una "consulta popular", ya que se gastarían enormes recursos militantes para conseguir un objetivo político incierto.

• ATTAC solicita que el Referéndum se centre más en las causas, por tanto, en el Pacto de Estabilidad europeo, aprobado a espaldas de la ciudadanía. Se pide hacer un análisis más profundo de las causas, haciéndolas visibles, y no caer en el Sí o No a los efectos o medidas que las causas, es decir, que las políticas neoliberales, provocan. También se pide la modificación de la LOREG (Ley Electoral) de cara a posibles elecciones, y promover una Contrarreforma Constitucional, especialmente la derogación del Artículo sobre el Déficit.

• ATTAC subraya la necesidad de que la campaña de movilización permanente se base sobre un programa explicito de reivindicaciones, es decir, evidenciar una estrategia clara de cómo proceder después del 15-S, más allá de la petición de un Referéndum. Este programa, debe ser el resultado de un acuerdo de mínimos entre todos/as los/as participantes en la Cumbre Social.

• ATTAC subraya, además, que en este programa deben encontrar cabida una serie de reivindicaciones cruciales para poner freno a la dictadura de los mercados financieros, como: la institución de un Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), la abolición de los paraísos fiscales (o, por lo menos, la prohibición de asignar obras o contratos a empresas que los utilicen) y la inmediata constitución de una banca pública a partir de las cajas de ahorros ya nacionalizadas.

• ATTAC invita a los sindicatos a internacionalizar el conflicto, pidiendo a la Confederación Europea de Sindicatos que convoque una gran movilización europea coordinada en contra de las Políticas Neoliberales (Pacto de Estabilidad) antes del final de año (una fecha posible, en este caso, sería el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos).

En Alicante, a 7 de septiembre de 2012,

Colectivo ATTAC-Alacant (ATTAC-País Valencià)

0 comentarios:

Publicar un comentario